Agentes de la Policía Nacional han liberado a una adolescente de 15 años de edad obligada a prostituirse en varios clubes y han arrestado en Santiago de Compostela, Padrón y Valladolid a 10 personas presuntamente responsables de la explotación sexual de la víctima, investigado por la Brigada de Trata de Seres Humanos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, en unión del Grupo Operativo de Extranjeros de Santiago de Compostela, el Grupo de Menores de la Unidad Adscrita a la Xunta de Galicia (quienes encuentran a la menor en la vía pública de Santiago) y la UCRIF de Valladolid

Liberada una adolescente de 15 años obligada a prostituirse en varios clubes y detenidos 10 de sus captores

16 / 10 / 2013 MADRID

La menor ha sido hallada en Santiago de Compostela cuando huía a la carrera después de ser agredida

Ser explotada sexualmente en Valladolid fue el destino inicial de la menor tras abandonar Rumanía, su país de origen, con la falsa promesa de un trabajo como cuidadora de niños

En la ciudad castellanoleonesa contactó con varias personas oriundas de su mismo pueblo natal en Rumanía, quienes le ayudarían a escapar de la situación en la que se encontraba

En un descuido de los porteros, la víctima abandonó el club y se trasladó con su nueva “familia” a Santiago, donde nuevamente fue explotada sexualmente y sometida a agresiones y vejaciones

El pasado mes de abril la Policía Nacional inició una campaña contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual y habilitó el teléfono gratuito 900.10.50.90 y el correo electrónico trata@policia.es para solicitar la colaboración ciudadana y facilitar las denuncias de las víctimas

Agentes de la Policía Nacional han liberado a una adolescente de 15 años de edad obligada a prostituirse en varios clubes y han arrestado en Santiago de Compostela, Padrón y Valladolid a 10 personas presuntamente responsables de la explotación sexual de la víctima. Ser prostituida en Valladolid fue el destino inicial de la menor tras abandonar Rumanía, su país de origen, con la falsa promesa de un trabajo como cuidadora de niños. En la ciudad castellanoleonesa contactó con varias personas oriundas de su mismo pueblo natal en Rumanía, quienes le ayudarían a escapar de la situación en la que se encontraba. En un descuido de los porteros, la víctima abandonó el club y se trasladó con su nueva “familia” a Santiago, donde nuevamente fue explotada sexualmente y sometida a agresiones y vejaciones.

La víctima de 15 años ha sido hallada en la periferia de Santiago de Compostela, cuando corría huyendo de una agresión que le había propinado el responsable del clan familiar que la retenía. Tras una primera asistencia, la menor relató a los agentes cómo fue “tratada” desde Rumanía a Valladolid con una falsa promesa de trabajo como cuidadora de niños de cuna. Una vez en Valladolid, fue explotada sexualmente por varias personas y obligada a ejercer la prostitución en un club de alterne.

Ante las condiciones de semiesclavitud a las que era sometida, contactó con unos compatriotas que vivían en la ciudad de Santiago, conocidos de la menor al haber nacido todos ellos en el mismo pueblo de Rumanía. Éstos, sabedores de la situación de la menor, le prometieron que la ayudarían a escapar y que trabajaría en labores del hogar, no volviendo a ejercer nunca la prostitución. La menor, una noche, decidió huir del club de Valladolid en el que era explotada aprovechando un descuido de los porteros del local.

Nueva falsa promesa

Tras la huida de la menor y una vez que hubo llegado a Santiago de Compostela con su nueva “familia”, éstos de nuevo la explotaron sexualmente obligándola a ejercer la prostitución en otro local de alterne de Padrón, siendo sometida nuevamente a todo tipo de agresiones y vejaciones. De hecho, el clan familiar de Santiago llegó a pagar una contraprestación económica al clan de Valladolid a cambio de la menor.

La colaboración del agregado de Rumanía en España ha permitido la plena identificación de la víctima y la localización de los clanes familiares responsables de la explotación de la menor tanto en Valladolid como en Santiago, así como de los clubes de alterne en los que fue explotada. La operación se ha dividido en dos fases, la primera realizada en Santiago de Compostela y la segunda en Valladolid. En total han sido detenidas 10 personas (3 en Santiago, 1 en Padrón y 6 en Valladolid) como presuntos responsables de delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, corrupción de menores, relativos a la prostitución, falsedad documental y pertenencia a organización criminal. Entre los detenidos se encuentran los responsables de los dos clubes donde la menor fue explotada, así como los miembros de los clanes familiares que la retuvieron. Tres de los arrestados tenían además en vigor sendas Órdenes Europeas de Detención.

Los investigadores también han practicado registros y un control para la detección de víctimas en dos domicilios y los dos clubes de alterne, en los que se han incautado de diversa documentación falsificada, una defensa extendible, documentos relativos a la compra-venta de la menor, la documentación original de la víctima, documentos de viaje incriminatorios, sustancias estupefacientes y un vehículo en el que la menor era trasladada. La investigación ha sido coordinada por la Brigada de Trata de Seres Humanos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, en unión del Grupo Operativo de Extranjeros de Santiago de Compostela, el Grupo de Menores de la Unidad Adscrita a la Xunta de Galicia (quienes encuentran a la menor en la vía pública de Santiago) y la UCRIF de Valladolid.

Campaña contra la trata

La Policía Nacional lanzó en abril una campaña en la que se difundieron dos vídeos a través de los cuales se ofrecen medios para posibilitar tanto la colaboración ciudadana como la denuncia de las víctimas. Estas vías ofertadas son el teléfono gratuito -900.10.50.90- atendido las 24 horas por policías especializados de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos y el correo electrónico –trata@policia.es– que preservan la confidencialidad de sus usuarios.

Cuerpo Nacional de PolicíaCuerpo Nacional de Policía Descargar


 


El Gobierno, desbordado, dice que el BCE no sirve y lanza un SOS a la UE

El Gobierno, desbordado, dice que el BCE no sirve y lanza un SOS a la UE

El temor a una intervención total se extiende. En público, el Gobierno volvió a pedir a la UE celeridad. Rajoy se reúne con Monti el 2 de agosto. 

Pablo Montesinos 2012-07-20

El fantasma de la intervención total asfixia al Gobierno, con las voces más agoreras apuntando a agosto como el mes en el que la crisis de deuda se haga insostenible, las instituciones españolas no puedan financiarse y haya un colapso que obligue al rescate. Mariano Rajoy trabaja, precisamente, para que tal extremo no se produzca y las aguas vuelvan poco a poco a su cauce, con la ayuda de las instituciones europeas. Pero, en el peor viernes de su etapa en el poder, nada pareció moverse en Bruselas, mientras la prima de riesgo hizo añicos una barrera psicológica impensable hasta hace tan solo unos meses: los 600 puntos básicos.
En privado, el Gobierno se lamentó con amargura de que nada funcione; de que nada sirva de medicina para calmar los mercados. El que la Unión Europea diera luz verde a la línea de crédito a la banca, tras el plácet de los parlamentos de Alemania y Finlandia, en vez de tranquilidad disparaba la desconfianza. El último plan de ajustes, que cumplía al dedillo lo reclamado por el FMI, ni tan siquiera supuso un día de tregua.
La preocupación y la impotencia fueron la tónica dominante. Todas las miradas se posaron, una vez más, en Europa. “El riesgo está en ella por su lentitud”, en voz de un ministro económico. Y la estrategia del Gobierno se centró, en exclusiva, en elevar la presión pública para que la UE utilice los mecanismos a su alcance -más después de los acuerdos alcanzados en el histórico Consejo- y compre deuda o inyecte liquidez.
Durante toda la semana, el presidente ha estado en ello de forma discreta. Hablando con sus homólogos; exponiéndole la gravedad de la situación a la par que cerraba los últimos flecos de la ayuda de la banca. De estos contactos se concretó una cumbre bilateral con el mandatario italiano, Mario Monti, el próximo dos de agosto en Madrid. Esta cita es clave para España, que busca un frente común ante los países más reacios a que el Banco Central Europeo compre deuda. Tampoco la fecha es al azar: antes de iniciar el curso político, en vacaciones, ante el temor de que el agosto se complique, y mucho.
Tras el Consejo de Ministros, Soraya Sáenz de Santamaría hizo pública la petición de actuación inmediata: “Tenemos que lograr que los acuerdos del Consejo Europeo se vayan cumplimentando, y con celeridad”, manifestó. Echó mano de todos los argumentos posibles; incluso parafraseó al ministro de finanzas alemán, Wolfang Schäubel, que defendió el auxilio al país porque “por sí sola” no puede hacer frente a la reforma financiera, y puso el foco de atención a la inestabilidad que afecta a las naciones mediterráneas. Así, destacó la portavoz, “el Gobierno está haciendo su parte y cumpliendo con sus compromisos”, que pasan por controlar el déficit -este viernes aprobó el techo hasta 2015- y la aprobación de reformas.
“A nivel interno estamos cumpliendo, estamos haciendo grandes esfuerzos”, insistió por varias veces la vicepresidenta. Fue muy contundente: “Estamos trabajando en todas las instancias, en Bruselas, para que los acuerdos -del Consejo- se tomen a la mayor celeridad posible”, expuso, una vez se le informó de que mientras ella hablaba la prima de riesgo ya estaba a 600. “Estamos cumpliendo”, respondió. “Es necesario reforzar la situación compartida”, se apuntaló desde Moncloa, toda vez se pide a voz en grito una mayor integración así como unión bancaria y política. Aunque todo ello suponga retroceder en soberanía nacional, como así se admite tanto en público como en privado.
El más claro fue, una vez más, José Manuel García Margallo, muy curtido en batallas comunitarias -trabajó años como eurodiputado-. El nivel de la prima de riesgo es “inabordable” y la “situación insostenible”, dijo a las bravas. Si bien se reservó la artillería pesada para el BCE, un “banco clandestino” que pide reformar para hacer frente a la crisis de deuda. “No está haciendo nada para parar el incendio de la deuda pública”, manifestó, haciendo patente un enfado que antes no se había expresado en público, pero sí en privado. Todo el empeño gubernamental, todas las gestiones, van destinadas a que el organismo que dirige Mario Draghi mueva ficha, bajo plácet de Berlín.
En paralelo –porque, inciden en el Gobierno, España no descansa- el Gobierno hará de agosto un mes atípico en el plano laboral. Además de un equipo de guardia permanente, Moncloa confirmó tres Consejos de Ministros extraordinarios los días tres, veinticuatro y treinta y uno. Pero, si el contexto se complica, se podrían convocar más. “Es lo que toca, trabajar”, se incide oficialmente. Pero, a renglón seguido, se lamenta que el PSOE no se sume al carro. Aunque no es habitual, Sáenz de Santamaría afeó esta conducta en nombre del Gobierno, echándole en cara a Rubalcaba como la socialdemocracia alemana sí arropó el plan de ayuda a la banca española