Desarticulada por la #GuardiaCivil una organización que introducía hachís en embarcaciones desde Marruecos

Segurpricat: La Empresa

segurpricat.com.es/
Segurpricat Consulting Consultoria de Seguridad Internacional le asesoramos en el de su empresa: Consideramos como parte fundamental del servicio de …

Segurpricat Barcelona BArcelona España, Carrer de Pau Claris, 97, 08009 Barcelona España, Barcelona
931 16 22 88
Segurpricat Consulting Quiénes somos Segurpricat Consulting es una empresa de Servicios especializados de consultoria de seguridad nacional siendo su …

Segurpricat Consulting …. Segurpricat – YouTube Consultoria de formación de seguridad y autoprotección integral de trabajadores de acuerdo con el Plan de …

Segurpricat

segurpricat.org/

13 mar. 2015 – Segurpricat Consulting Consultoria de Seguridad Internacional le asesoramos en el de su empresa: Consideramos como parte fundamental .

Desarticulada una organización que introducía hachís en embarcaciones desde Marruecos, utilizando narco embarcaderos del Campo de Gibraltar

Hay 15 detenidos, se han cursado dos órdenes de detención internacional y se han intervenido más de 2.400 kilos de hachís

Además han sido intervenidas 23 embarcaciones de alta velocidad, 4 motos de agua, 2 embarcaciones recreativas, 4 vehículos todo terreno, 8 turismos, 1 motocicleta, 4.750 litros de combustible almacenado sin ningún tipo de medida de seguridad, 463.465 euros en efectivo, así como multitud de teléfonos móviles y satelitarios y abundante documentación para su posterior estudio

La operación se ha realizado con el apoyo de la Policía Judiciaria portuguesa, quienes han colaborado estrechamente en el aborto de un alijo y en las detenciones

Desarticulada una organización que introducía hachís en embarcaciones desde Marruecos, utilizando narco embarcaderos del Campo de Gibraltar

La Guardia Civil, en el marco de la denominada operación ”Whiteshark”, ha desarticulado una organización criminal dedicada a la introducción de hachís en España y Portugal desde Marruecos por vía marítima.

El líder del grupo y otras 14 personas han sido detenidas, se han cursado dos órdenes internacionales de detención y se han realizado 15 entradas y registros en domicilios y naves industriales, en los que se han intervenido 2.400 kilos de hachís, 23 embarcaciones de alta velocidad, 4 motos de agua, 2 embarcaciones recreativas, estando valorados estos bienes en más de 1.800.000 euros, además, 4 vehículos todo terreno, 8 turismos, 1 motocicleta, 4.750 litros de combustible, que se almacenaba sin ningún tipo de medida de seguridad para abastecer las embarcaciones antes de sacarlas al agua, 463.465 euros en efectivo, así como  multitud de teléfonos móviles y satelitarios y abundante documentación para su posterior estudio.

La operación se inició a finales del pasado verano, cuando se detectó una organización de narcotraficantes afincada en la comarca del Campo de Gibraltar, dedicada a la introducción de alijos de hachís desde Marruecos. Los puntos de alijo de la organización abarcaban todo el litoral gaditano y utilizaban para ello numerosos métodos de introducción y un gran número de embarcaciones y personal.

Modus operandi

La droga se introducía mediante embarcaciones de alta velocidad, dentro de la bañera o en dobles fondos, utilizando pequeños puertos deportivos como punto de botadura y partida; trasbordos en alta mar a pequeños pesqueros, etc.

La organización giraba en torno a una persona residente en Algeciras y propietario de una empresa de náutica, identificado como A.R.G., quien tendría los contactos en el país alauí para obtener grandes cantidades de hachís.

Para la introducción de los alijos, el cabecilla se apoyaba en numerosos patrones de embarcación de su máxima confianza, los cuales llegaban a realizar incluso dos viajes al mes, cargando cantidades de drogas más bien pequeñas en cada embarcación. De esta manera se minimizaban las pérdidas en el caso de ser detenidos, o si tenían que tirar la droga durante el curso de una persecución. Otra de sus costumbres era utilizar de manera simultánea dos embarcaciones que alijaban en lugares diferentes o con distintos métodos. Para esto se valía de sus contactos en el mundo de la náutica.

Durante las investigaciones, los guardias civiles se encontraron con una organización hermética, que tomaba obsesivas medidas de seguridad y de contravigilancia para evitar ser detectados y seguidos, empleando, para dificultar el trabajo policial de los agentes a los denominados “hombres de paja” en la titularidad de las embarcaciones, personas sin antecedentes y con una aparente vida normal, que ante la primera sospecha de poder perder una embarcación, denunciaban su robo para recuperarla.

Para poder hacerse una idea de la capacidad económica y operativa de esta organización baste decir que por parte de la Guardia Civil se les incautaron en nuestras costas un alijo el día 2 de junio de 664 Kg, otro el día 12 de junio  de 900 Kg, y otro, el día 15 de junio en el Algarve portugués de 855 Kg, alijo incautado gracias a la excelente colaboración entre la Guardia Civil y la Policía Judiciaria lusa.

Disponían de varios narco embarcaderos en la zona del Campo de Gibraltar, desde donde se echaban al agua las potentes embarcaciones encargadas de traer la droga hasta nuestras costas, contando con todos los medios necesarios para realizar las reparaciones que se requiriesen tras realizar un alijo, así como varias naves industriales en las localidades gaditanas de Alcalá de los Gazules, La barca de la Florida, Palmones y el bario de La Atunara.

Todas estas actividades se realizaban en estas fortalezas construidas para mantener a salvo de miradas indiscretas sus ilícitas actividades, proporcionando a los narcotraficantes toda la seguridad que les ofrece una zona de difícil vigilancia para los agentes.

Ante la presión a que se estaba sometiendo a la organización por parte de los investigadores, desplazaron sus actividades hacia la costa de Huelva y la zona del Algarve portugués, estableciendo una infraestructura estable en esta zona, por lo que se solicitó la colaboración de las autoridades portuguesas.

Se han realizado registros en las provincias de Cádiz (Algeciras, San Roque, La Línea De La Concepción, Palmones, Los Barrios, La Barca de la Florida, Chiclana de la Fra. y  Alcalá de los Gazules); de Málaga (Benahavis y Ronda); de Huelva (Punta Umbría) y de Portugal en Vila Moura
separador

Imágenes de la noticia

Desarticulada una organización que introducía hachís en embarcaciones desde Marruecos, utilizando narco embarcaderos del Campo de Gibraltar
Noticias relacionadas

Segurpricat : Centro Universitario de la Guardia Civil #CUGC

Página principal

El Director del Centro Universitario de la Guardia Civil (CUGC) ubicado en la localidad de Aranjuez (Madrid) les da la bienvenida y agradece su visita a esta página. En ella se pretende dar a los nuevos visitantes una visión general del CUGC, orientándoles en los estudios y servicios que se prestan y departamentos a los que deben dirigirse para solucionar sus inquietudes.

Espero que esta página sea de utilidad para todos, quedando abierta a cualquier sugerencia que permita mejorarla en beneficio de todos.

Segurpricat: La Empresa

segurpricat.com.es/
Segurpricat Consulting Consultoria de Seguridad Internacional le asesoramos en el de su empresa: Consideramos como parte fundamental del servicio de …

Segurpricat – YouTube

Consultoria de seguridad y Autoprotección integral de Personas http://www.siseguridad.com.es Segurpricat Siseguridad http://www.segurpricat.com.es …

Segurpricat

segurpricat.org/

Noticias y articulos de interés sobre la seguridad privada y pública nacional e internacional (por Seguridad y Autoprotección integral Segurpricat Siseguridad)

“Plan Contra la Delincuencia Itinerante de la Policia Nacional”

Màs información de Segurpricat Siseguridad : la consultoria de seguridad

Julian Flores @juliansafety
Director de seguridad,Segurpricat Siseguridad

     

 

 

Esta operación se enmarca dentro del “Plan Contra la Delincuencia Itinerante”

La Policía Nacional desarticula un grupo itinerante responsable de una docena de robos en establecimientos comerciales

Hay doce detenidos que tenían su base de operaciones en Vícar y Roquetas de Mar (Almería) -donde cometieron algunos robos- y se desplazaban de forma periódica hasta otras comunidades autónomas para ejecutar los asaltos

El grupo organizado estaba perfectamente jerarquizado y contaba con una red logística de compatriotas suyos en diferentes provincias españolas

La banda disponía de equipos trasmisores para comunicarse entre ellos y de sofisticados inhibidores de frecuencia para anular los sistemas de alarma

En los registros practicados se han intervenido numerosas joyas, armas, dinero, aparatos electrónicos y gran cantidad de herramientas con las que perpetraban los robos

17-junio-2015.- Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo itinerante compuesto por doce personas a los que se atribuye la comisión de una docena de robos en establecimientos comerciales, operación enmarcada dentro del “Plan Contra la Delincuencia Itinerante”. Tenían su base de operaciones en Vícar y Roquetas de Mar (Almería) -donde cometieron algunos robos- y se desplazaban de forma periódica hasta otras comunidades autónomas para ejecutar los asaltos. El grupo organizado estaba perfectamente jerarquizado y contaba con una red logística de compatriotas suyos en diferentes provincias españolas. La banda disponía de equipos trasmisores para comunicarse entre ellos y de sofisticados inhibidores de frecuencia para anular los sistemas de alarma. En los registros practicados se han intervenido numerosas joyas, armas, dinero, aparatos electrónicos y gran cantidad de herramientas con las que perpetraban los robos.

La investigación se inició el pasado mes de noviembre de 2014 tras el intento de robo a un establecimiento en la ciudad de Almería. A raíz de este hecho delictivo, los investigadores detectaron la existencia de un grupo perfectamente organizado y jerarquizado dedicado al robo en establecimientos comerciales integrado por ciudadanos de nacionalidades rumana y búlgara. Los agentes averiguaron que eran dos los cabecillas encargados de decidir los objetivos a realizar mientras que otros miembros del grupo facilitaban información sobre el momento más propicio para la comisión de los robos.

Más de mil kilómetros en una noche

La principal característica de este grupo era su enorme movilidad geográfica para llevar a cabo sus asaltos. Desde Almería se desplazaban de forma periódica al centro y al norte peninsular para ejecutar los asaltos. Posteriormente, para evitar ser detectados, regresaban a su lugar de residencia con el botín conseguido, que consistía fundamentalmente en dinero, joyas y aparatos electrónicos. Llegaban a realizar en una misma noche viajes de más de mil kilómetros.

Actuaban de forma totalmente organizada y planificada ya que, a través de compatriotas suyos que se encontraban en diferentes puntos de la geografía española, recababan información sobre el objetivo a asaltar así como sobre las posibles vías de escape y las medidas de seguridad a adoptar para evitar la presencia policial o de posibles testigos.

Pirámide criminal

La organización criminal se estructuraba en forma piramidal para establecer una jerarquía criminal en sus actividades. En la cúspide de esta estructura se encontraban dos personas, encargadas de la coordinación y supervisión de los integrantes del grupo y objetivos a realizar. En el segundo escalón se encontraban los encargados de ejecutar los robos en los establecimientos, especialistas en la apertura de cerraduras mediante el “bumping” para hacer saltar los cilindros y en el manejo de herramientas para cortar los cierres y anular los sistemas de alarma mediante inhibidores de frecuencia. En un tercer escalón se encontraban los encargados del apoyo logístico, que facilitaban la información necesaria para llevar a cabo los robos.

El modus operandi utilizado por este grupo era siempre el mismo. Se reunían previamente en un punto concreto o se recogían los unos a los otros en sus domicilios para lo que utilizaban dos vehículos ocupados siempre por tres o cuatro miembros de la organización. Antes del encuentro adoptaban grandes medidas de seguridad para impedir su localización. Además, los dos vehículos no salían ni regresaban juntos y, cuando transitaban por autovías o carreteras, uno de los coches hacía las funciones de “lanzadera”. Lo hacían para detectar la presencia policial mientras el segundo transportaba las herramientas y útiles para los robos así como el botín, que luego repartían en algún área de servicio antes de llegar a sus domicilios.

Registros en Roquetas de Mar y Vícar

Tras ocho meses de investigaciones, los agentes identificaron a los presuntos autores, todos ellos de nacionalidad rumana y búlgara, que residían en viviendas de las localidades de Roquetas de Mar, Vicar y El Ejido. Desde estas localidades almerienses, los miembros del grupo se desplazaban a otros lugares para perpetrar sus asaltos.

Los agentes tras tener localizados e identificados a todos los miembros del grupo procedieron a los registros de ocho domicilios en los que se han incautado, entre otros efectos, dos armas largas (rifle y escopeta), abundante munición, cuatro vehículos de alta gama, inhibidores de frecuencia, equipos de trasmisiones, gran cantidad de herramientas idóneas para cometer los robos, 100 piezas de joyería, 46 teléfonos móviles, perfumes, equipos informáticos, GPS,s, y dinero. En total han sido arrestadas 12 personas como presuntas responsables de delitos de pertenencia a organización criminal, robo, tenencia ilícita de armas y falsificación de moneda. Los arrestos se han producido en las localidades almerienses de Vicar (5), Roquetas de Mar (5), El Ejido (2).

Hasta el momento, a los detenidos se les imputan ocho asaltos en establecimientos comerciales de la Comunidades Autónomas de Extremadura y Castilla León, y otros cuatro robos en Almería. Los investigadores no descartan su participación en más robos perpetrados en diversas provincias de la geografía española y continúan las gestiones para localizar a los propietarios de los efectos recuperados.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Almería.

Plan contra la delincuencia itinerante

Esta operación se enmarca dentro del “Plan Contra la Delincuencia Itinerante” puesto en marcha por la Dirección General de la Policía en el mes de enero de 2014 para luchar contra este tipo de grupos organizados. El fin de este plan operativo es dar respuesta a uno de los objetivos prioritarios de la Unión Europea y facilitar cauces para la prevención e investigación de los delitos cometidos por grupos criminales itinerantes. Este plan implica, en distintas fases, a más de 3.500 agentes de las comisarías generales de Policía Judicial, Policía Científica, Seguridad Ciudadana y Extranjería y Fronteras, y de las 20 Jefaturas Superiores de Policía.

Acto de imposición de la Cruz de Plata al Servicio Marítimo de la Guardia Civil

 

Arsenio Fernández de Mesa preside el acto de imposición de la Cruz de Plata al Servicio Marítimo de la Guardia Civil

En esta sección podrá obtener información sobre los especialistas de la guardia civil que prestan servicio en las aguas marítimas españolas y en las aguas continentales, incluyendo las actividades en el medio subacuático, y en particular la custodia de las costas y el control de la inmigración irregular.  Son los especialistas del Servicio Marítino y los especialistas de los Grupos Especiales de Actividades Subacuáticas (GEAS). Conocerá su creación e historia, su misión general, su estructura y organización y el despliegue territorial.Buque Transoceánico Río Segura de la Guardia Civil

 

Servicio Marítimo

Creación e historia

La Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en su articulo once. 2 .b, dice que la Guardia Civil ejercerá las funciones que, con carácter genérico se asignan a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, entre otros, en el mar territorial.

El Real Decreto 246/1991, de 22 de febrero, regula el Servicio Marítimo de la Guardia Civil, contemplando en su artículo primero:

“Las funciones que la Ley Orgánica 2/1986 de 13/03 de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad atribuye al Cuerpo de la Guardia Civil se ejercerán en las aguas marítimas españolas hasta el límite exterior del mar territorial determinado en la legislación vigente y, excepcionalmente, fuera del mar territorial, de acuerdo con lo que se establece en los tratados internacionales”.

Esto supuso extender a la demarcación marítima lo que el Cuerpo de la Guardia Civil venía haciendo en el ámbito terrestre.

Las primeras embarcaciones del Servicio Marítimo se entregaron en el año 1992, que prestaron servicio en la Olimpiada de Barcelona y el Exposición Universal de Sevilla.

Posteriormente el despliegue se ha ido completando hasta cubrir la demarcación en la que es competente.

Misión general

Ejercer las funciones que le corresponden a la Guardia Civil en las aguas marítimas españolas y las aguas continentales. También incluye las actividades en el medio subacuático, y en particular la custodia de las costas y el control de la inmigración irregular en este ámbito.

Cometidos fundamentales

  • Judicial: Prevención y averiguación de delitos, primeras diligencias e informes.
  • Fiscal: resguardo fiscal del Estado y las actuaciones encomendadas a evitar y perseguir el contrabando.
  • Administrativo: Conservación de la naturaleza y el medio ambiente, control e inspección pesquera y de embarcaciones deportivas, protección del patrimonio histórico sumergido y el control de la inmigración irregular.
  • Misiones en el extranjero: Participación en aquellas misiones internacionales de cooperación policial, mantenimiento de la paz o humanitarias que se desarrollen en el ámbito marítimo.
  • Colaboración y cooperación nacional: Relaciones de colaboración con otros organismos españoles con competencias en el mar, como Salvamento Marítimo, Marina Mercante, Aduanas, Medio Ambiente, Pesca y la Armada.

Organización y estructura

La Jefatura Fiscal y de Fronteras dependiente de la Dirección Adjunta Operativa, es el órgano superior del que depende el Servicio Marítimo.

El Servicio Marítimo se estructura en:

  • Jefatura del Servicio: Órgano Central ubicado en Madrid, de dirección técnica y asesoramiento al Mando, que depende de la Jefatura Fiscal y de Fronteras de la Guardia Civil.
  • Grupos Marítimos: Unidades organizativas en las que se integran los Buques Oceánicos del Servicio Marítimo de la Guardia Civil.
  • Servicios Marítimos Provinciales: Órganos territoriales del Servicio que coinciden con cada provincia que cuenta con litoral, depende orgánica y funcionalmente de la Comandancia de la Guardia Civil territorial donde están ubicados y técnicamente de la Jefatura del Servicio Marítimo.
  • U.A.S. (Unidad de Actividades Subacuáticas): Órgano dependiente de la Jefatura del Servicio Marítimo, a la que le corresponde ejercer las funciones y actividades encomendadas a la Guardia Civil en el medio acuático y subacuático.
  • G.E.A.S. (Grupos de Especialistas en Actividades Subacuáticas): Órganos territoriales de la especialidad subacuática, depende orgánica y funcionalmente de la Comandancia de la Guardia Civil territorial donde están ubicados y técnicamente de la Unidad de Actividades Subacuáticas.

Despliegue Territorial

El despliegue territorial del Servicio Marítimo cubre toda la costa española, articulando diferentes Unidades.

  • Grupos Marítimos: Unidades en las que se integran los Buques Oceánicos de la Guardia Civil. Tienen su base en Las Palmas de Gran Canaria (Grupo Marítimo de Canarias) y en Cádiz (Grupo Marítimo del Estrecho), y depende orgánica, funcional y técnicamente del órgano central del Servicio Marítimo.
  • Servicios Marítimos Provinciales: Unidades territoriales coincidentes con cada provincia con costa. Dependen orgánica y funcionalmente de la Comandancia donde están ubicados y técnicamente del órgano central del Servicio Marítimo.

subir

Unidad de Actividades Subacuáticas

Funciones de la Guardia Civil, En el mar

Creación e historia

En el año 1997, se integró en el Servicio Marítimo la Unidad de Actividades Subacuáticas, con el cometido especifico de apoyo especializado a los Grupos Especiales de Actividades Subacuáticas (GEA,s) o unidades de la Guardia Civil que pudieran precisarlo.

Misión general

Ejercer las funciones que corresponden a la Guardia Civil relacionadas con el medio acuático y subacuático, requieran o no de medios autónomos de respiración.

   Cometidos fundamentales
  • Búsqueda, localización y recuperación de personas y objetos en medios acuáticos y subacuáticos.
  • Vigilancia, prevención y protección del patrimonio cultural, histórico y natural sumergido.
  • Funciones de Policía Judicial por hechos ocurridos en ámbito subacuático.
  • Apoyo a otras unidades de la Guardia Civil en aspectos técnicos y operativos relacionados con las actividades propias de esta especialidad.
  • Reconocimiento de fondos, cascos de embarcaciones, obras u objetos sumergidos, con fines de seguridad, protección antiterrorista o vigilancia fiscal.
  • Práctica de demoliciones subacuáticas en determinadas circunstancias.
  • Reconocimiento y exploración de fondos marinos o subacuáticos con medios a distancia.
  • Velar por el cumplimiento de la normativa y disposiciones vigentes relacionadas con la realización de actividades subacuáticas.

Organización y estructura

La Unidad de Actividades Subacuáticas se estructura en:

  • Jefatura de la Unidad: Ubicada en Valdemoro (Madrid), con el cometido específico de apoyo especializado a los Grupos Especialistas de Actividades Subacuáticas (GEAS) o Unidades del Cuerpo que pudieran precisarlo.
  • Grupos Especiales de Actividades Subacuáticas: Unidades operativas básicas que desempeñan los cometidos específicos, ubicados en las Zonas y determinadas Comandancias de la Guardia Civil, de la que dependen orgánica y funcionalmente, y técnicamente de la Unidad de Actividades Subacuáticas.

 

Despliegue Territorial

Las Unidades de Actividades Subacuáticas (U.A.S.), integradas en el Servicio Marítimo desde 1997, aunque su creación se remonta al año 1981, se estructuran:

  • Unidad Central de Actividades Subacuáticas (UCEAS)
  • Grupos (GEAS).

Los grupos están desplegados actualmente en las siguientes provincias:

A Coruña, Gijón, Girona, Barcelona, Huesca, La Rioja, Valladolid, Badajoz, Cuenca, Valencia, Murcia, Sevilla, Mallorca, Ibiza, Ceuta, Melilla, Las Palmas y Tenerife.

subir

Mapa despliegue Servicio Marítimo de la Guardia Civil

vacio vacio

vacio

Enlaces

Con esta distinción se prentende reconocer la importante labor que realizan a diario los agentes de esta especialidad

El Director General de la Guardia Civil ha estado acompañado del Alcalde de Málaga, Francisco de la Torre Prados y del Subdelegado del Gobierno en Málaga, Salvador Hernández Molla, entre otras autoridades civiles y militares

El Servicio Marítimo ha participado desde 1992 en numerosas operaciones de ámbito internacional entre las que destacan el embargo del Danubio y las operaciones Indalo, Hera, Hermes y Tritón contra la inmigración irregular. También cabe resaltar los rescates efectuados el pasado año en los naufragios de los pesqueros “Santa Ana” y “El Nene”

El Director General de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, ha presidido esta mañana el acto de imposición de la Cruz de Plata de la Orden al Mérito de la Guardia Civil al Servicio Marítimo del cuerpo con la que se pretende reconocer  la importante labor que realizan a diario los agentes de esta especialidad.

Al acto han asistido el Alcalde de Málaga, Francisco de la Torre Prados; y el Subdelegado del Gobierno en Málaga, Salvador Hernández Molla, entre otras autoridades.

En su discurso, el Director General de la Guardia Civil ha manifestado que es un orgullo poder reconocer con esta condecoración el esfuerzo, la entrega personal y la reputación de los hombres y mujeres que integran o han integrado, las unidades marítimas y subacuáticas de la Guardia Civil.

Arsenio Fernández de Mesa, ha destacado el papel que viene desempeñando el Servicio Marítimo en el cumplimiento de sus funciones con la finalidad de velar por un entorno seguro en este ámbito. Estas funciones  operativas las llevan a cabo sus 23 Servicios Marítimos Provinciales así como por los 23 Grupos Especiales de Actividades Subacuáticas (GEAS) y los 2 Destacamentos integrados en la Casa Real y en la Unidad Especial de Intervención (UEI).

Cerca de 5000 inmigrantes interceptados y auxiliados

Asimismo, ha resaltado que los principales cometidos de este servicio son los relacionados con el auxilio de las personas, donde la Guardia Civil colabora en el salvamento de inmigrantes que tratan de alcanzar las costas, y que solo el año pasado fueron un total de 4697. Entre estos auxilios ha destacado el sucedido en octubre del año pasado cuando una patrullera, que realizaba una persecución relacionada con el narcotráfico, detecto una embarcación tipo “toy”, rescatándose a 5 personas con hipotermia, que posiblemente hubieran muerto en alta mar.

En sus palabras, el Director General ha querido recordar también a los 7 agentes de Servicio Marítimo fallecidos en acto de servicio, y a sus familias, a los que ha expresado “eterna gratitud, convencidos de que constituyen un ejemplo vivo para la sociedad”.

También se ha dirigido Fernández de Mesa a los integrantes del Servicio Marítimo Provincial de Málaga, agradeciendo su trabajo junto al resto de unidades de la Guardia Civil en la provincia que ha supuesto que en 2014 se hayan realizado, entre otras, 14 operaciones contra el tráfico de drogas, con 120 detenidos e imputados, así como la intervención de más de 22 toneladas de cannabis y otras sustancias, e interviniendo un patrimonio valorado en unos 3.000.000 de euros.

Guardias Civiles condecorados por su valentía y sacrificio

Durante este acto, se han hecho entrega también de diversas condecoraciones a personal de la Guardia Civil por diferentes servicios.

Entre estos, Fernández de Mesa ha mencionado especialmente a aquellos guardias civiles que se han ganado el respeto y agradecimiento de la ciudadanía en operaciones de rescate y auxilio como las graves inundaciones de septiembre de 2012, donde el Guardia Civil Emilio Romero Córdoba, destacó por la valentía y sacrificio. O dos guardias civiles del Destacamento de Tráfico de Marbella que consiguieron auxiliar a tres personas heridas que se encontraban en el interior de una vivienda en llamas.

Servicio Marítimo de la Guardia Civil

El Servicio Marítimo de la Guardia Civil tiene como misión ejercer las funciones policiales de carácter gubernativo, judicial, fiscal y administrativo atribuidas al Cuerpo de la Guardia Civil en las aguas marítimas españolas hasta el límite exterior del mar territorial, y excepcionalmente en aguas internacionales de acuerdo con lo que se establece en los tratados internacionales, así como las misiones de carácter militar y aquellas otras que legalmente se le encomienden.

Dependiente de la Jefatura Fiscal y de Fronteras, fue creado en 1992. En 1997 se integraron en este Servicio los Grupos Especiales de Actividades Subacuáticas (GEAS).

Desde entonces se ha ido completando el despliegue territorial hasta alcanzar en la actualidad 23 Servicios Marítimos provinciales, 2 Destacamentos y 2 Grupos Marítimos con buques oceánicos, con sedes en Las Palmas y Cádiz.

En la actualidad cuenta con 3 buques de navegación oceánica, 19 patrulleras de altura, 41 patrulleras medias, 16 ligeras y 48 semirrígidas. Para la actividad subacuática cuenta con 117 embarcaciones.

Actuaciones más relevantes del  Servicio Marítimo

  • Operación Embargo del Danubio de 1993/1996
  • Participación en distintas operaciones, tanto en la lucha contra la inmigración irregular, en aguas españolas y de terceros países, como contra el contrabando de sustancias estupefacientes, como por ejemplo las operaciones Indalo, Hera, Hermes y Tritón contra la inmigración irregular; o las operaciones Brumeo, Tarugo, A bordo, Flying Lady, Tropick y Pericles contra el narcotráfico.
  • Participación en distintos rescates como los pesqueros “Santa Ana” y “El Nene” y un rescate de un ultraligero hundido en un pantano de Marruecos.
  • Despliegue de dos Destacamentos Marítimos en Senegal y Mauritania, que desde el año 2005/2006 vienen realizando una importante labor en el control de la inmigración irregular en los países de origen.
  • Patrullaje mixto/conjunto con otros países como Marruecos, Francia y Portugal.

Servicio Marítimo durante 2014

Durante 2014 ha realizado 36.266 servicios, ha navegado 573.151 millas, detenido a 149 personas y ha puesto 5.481 denuncias.

separador

Noticias relacionadas

¿Le parece adecuado el tratamiento que la nueva ley da a la figura del guarda rural?

Visitanos en la pagina de facebook Director de seguridad

ENTREVISTA

César Álvarez Fernández, Coronel jefe del Servicio de Protección y Seguridad (SEPROSE) de la Guardia Civil. Fuente Seguritecnia

“Ha nacido un nuevo modelo de seguridad en España que requiere el esfuerzo de todos para afianzarse”

27/05/2014

Su impulso reformista, amplitud de miras y absoluta lealtad al fin superior que constituye la seguridad en España han motivado que sea uno de los artífices del nuevo modelo de seguridad privada en nuestro país. César Álvarez Fernández, coronel jefe del Servicio de Protección y Seguridad de la Guardia Civil, que ha sido uno de los forjadores del proceso de reforma de la nueva ley, explica a Seguritecnia los principales cambios legales que se han producido, entre ellos los relacionados con los guardas rurales.

– Como una de las personas que ha hecho posible que el sector tenga esta ley, ¿de qué manera ha vivido usted el proceso de elaboración de la norma?

Cuando el Ministro del Interior comparece en el Congreso para exponer las que serán las líneas generales de su departamento, hace referencia, como una de ellas, a la necesidad de conseguir la racionalización de medios y al empleo eficiente de los recursos, anunciando su intención de modificar la Ley de Seguridad Privada para mejorar la calidad de sus servicios. En este punto, el director general de la Guardia Civil solicita formalmente al ministerio la integración del Cuerpo en el grupo de trabajo que lleve a cabo los estudios correspondientes, partiendo de la premisa de que cualquier cambio normativo que afecte al modelo de seguridad en España debe contar con la participación de la Guardia Civil.

En ese momento, el SEPROSE disponía ya de un documento en el que se recogían las líneas estratégicas que, a nuestro juicio, debían seguir en la reforma. Ese documento era fruto de nuestra experiencia, adquirida a través del Plan General de Colaboración con el sector de la seguridad privada y, especialmente, del Programa Coopera; pero también contenía las recomendaciones que nos habían hecho llegar expertos de diferentes ámbitos del sector, todos ellos de reconocido prestigio y que compartíamos plenamente.

Con ese presupuesto nos incorporamos al grupo de trabajo que la Secretaría General Técnica del Ministerio del Interior había formado con el Cuerpo Nacional de Policía (CNP), en el momento que se valoraba un borrador de texto articulado que había presentado este  Cuerpo. A partir de ese momento, la cuestión consistía en intentar incorporar nuestras líneas estratégicas a ese texto.

cesar2

Debo reconocer el gran trabajo desarrollado por el CNP, especialmente por el comisario Gándara, porque no es fácil elaborar una norma que dé respuesta al conjunto de problemas con que se enfrenta en el día a día de su actividad de control de la seguridad privada. Por nuestra parte, teníamos la facilidad de poder elevarnos por encima de ese día a día y aportar soluciones novedosas, a veces más prácticas desde el punto de vista del interés general. Pero, por encima de todo debo destacar la extraordinaria labor de dirección que llevó a cabo en todo momento el secretario general técnico del Ministerio, Juan Antonio Puigserver, eficazmente secundado por el vicesecretario, Antonio Cerrolaza. Puedo asegurar que sin su participación, el resultado habría sido muy diferente, por desgracia para todos.

– ¿Cuál cree que es la principal aportación de la nueva norma al sector?

En mi opinión, sin duda alguna, la incorporación plena de la seguridad privada al sistema público de seguridad, aunque lo haga, lógicamente, como un recurso externo. Esta decisión tiene tal cantidad de implicaciones, en todos los sentidos, que es la causa de que podamos afirmar que asistimos al nacimiento de un nuevo modelo de seguridad en España.A partir de ahora, ese modelo debe afianzarse con un esfuerzo constante de todos para conseguir la máxima fiabilidad de los servicios privados y el uso más eficiente de todos los recursos, públicos y privados.

– ¿Cuáles son los avances más importantes que supone la Ley 5/2014 para la Seguridad Privada en España?

En primer lugar, seguridad jurídica para todos. La ley crea un modelo en el que se regulan de forma flexible las posibilidades de actuación, que ya no dependerán de interpretaciones más o menos voluntariosas de la Administración.

En segundo lugar, para los proveedores de servicios se diseña un marco de requisitos que deben conducir a la mejora de su calidad, impidiendo, al mismo tiempo, la competencia desleal y el intrusismo. Sobre esta base, se amplía su ámbito de actuación.

En tercer lugar, aparece el usuario como organizador de su propia seguridad con amplias capacidades para el control de su calidad, todo ello a través de una figura clave: el director de seguridad.Por último, se mejora la capacidad de actuación del personal ampliando su formación, variable en función del tipo de servicio, y reforzando su autoridad con una protección jurídica adecuada a su función.

– ¿Hasta qué punto avanza esta ley en lo que a la colaboración entre la Seguridad Privada y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se refiere?

El tiempo de hablar de colaboración ha pasado. Ese concepto se imponía en la Ley de 1992 marcando la subordinación de los servicios privados respecto de los públicos. En los últimos años, coincidiendo con la mayor madurez del sector privado y la toma de conciencia de esta circunstancia por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (FCS), se produjeron notables avances en la búsqueda de fórmulas para conseguir una colaboración bidireccional. Hoy, con la incorporación de la seguridad privada al sistema público, cabe hablar de coordinación, la gran asignatura pendiente; pero la colaboración está ya incorporada a la responsabilidad de quienes tenemos en nuestras manos la seguridad de todos. En el preámbulo de la ley puede leerse que “es preciso transitar desde la concepción de control y sanción, que inspira la Ley 23/1992 y que tuvo su razón de ser en aquel momento, hasta una norma que permita aprovechar las enormes potencialidades que presenta la seguridad privada desde la perspectiva del interés público”. En este sentido, todos, seguridad privada y FCS, debemos sentirnos parte de un sistema llamado a garantizar la seguridad de los ciudadanos y nadie puede creerse propietario de los servicios de los demás; si algo nos corresponde en propiedad a cada uno de nosotros es la obligación de servir al interés general.

Así pues, con la mutua lealtad como guía de nuestra actuación, debemos buscar los mecanismos más eficaces para asegurar esa coordinación. Por otra parte, es interesante recordar aquí que la propia Ley impone al Ministerio del Interior la obligación de adoptar las medidas organizativas que la garanticen, como no podía ser de otra forma dada la complejidad y multiplicidad de actores que intervenimos y la trascendencia de la cuestión.

– Esta ley otorga al director de Seguridad un gran papel dentro del sector, especialmente si se compara con la anterior, en la que ni se incluyó esta figura profesional cuando se promulgó. ¿Cuál es el papel que desempeña hoy en día este profesional para que se haya producido ese cambio de visión desde la Administración?

Efectivamente, la Ley de 1992 nació con un objetivo claro: el control de empresas y vigilantes; el usuario no entraba en los planes de la Administración. Pero gracias a esa ley se ha producido un desarrollo armónico del sector, capaz de dar respuesta a las necesidades de seguridad surgidas de la globalización. Hoy, más allá del ámbito estricto de la seguridad privada, las organizaciones protegen sus activos frente a amenazas de cualquier naturaleza desarrollando estructuras de seguridad corporativa para la gestión de los riesgos derivados de su actividad y mejorar su resiliencia. El propio Estado, consciente de la necesidad de interactuar con el sector privado en beneficio de la seguridad nacional, exige a las organizaciones interlocutores válidos para cada una de las áreas de riesgo abordadas desde normativas específicas: infraestructuras críticas, seguridad de la información, blanquéo de capitales, protección civil.

En consecuencia esta ley, poniendo el foco en el usuario más que en el proveedor de servicios, trata de unificar esas figuras confiriendo al director de Seguridad un carácter integral y dotándole de amplias capacidades en el desempeño de su función. El salto cualitativo es enorme. De no existir o tener una existencia oscura, el director de Seguridad pasa a convertirse en la piedra angular para la coordinación de los servicios privados con la seguridad pública.

– Ya están trabajando sobre el Reglamento de Seguridad Privada que desarrollará la nueva ley. Una de las dudas más extendidas en el sector es qué requisitos se exigirán a los profesionales que trabajen en las infraestructuras críticas. ¿Qué especificaciones podría introducir el documento en ese sentido?

Efectivamente estoy seguro de que todos, Administración y sector, estamos perfilando nuestras propuestas para que el futuro Reglamento ayude a conseguir el mejor modelo posible para el desarrollo de los servicios privados de seguridad en España.En particular, una de las mayores carencias del modelo anterior era no tener en cuenta las diferencias entre servicios a la hora de imponer requisitos a usuarios, proveedores y personal.

La cuestión resultaba especialmente llamativa en la protección de las infraestructuras críticas, ya que es un ámbito especialmente necesitado de servicios de calidad y no se exigía ningún requisito específico a las empresas de seguridad que asumían su protección ni al personal encargado de materializarla. Sólo recientemente se ha contemplado la necesidad de que, en determinados supuestos, este personal recibiera formación específica y se implantaron unos módulos con un mínimo de diez horas de aprendizaje de ciertas materias.

En mi opinión, esto resulta absolutamente insuficiente. Las infraestructuras críticas lo son porque su funcionamiento es esencial para la sociedad, y su destrucción o perturbación puede producir un importante número de víctimas o un impacto brutal en la economía o el medio ambiente; en consecuencia, requieren un modelo de protección con suficientes garantías que sólo puede surgir de la colaboración público-privada, con un reparto de misiones entre los servicios privados y las FCS acorde con sus respectivas capacidades. En todo caso, las empresas y el personal de seguridad privada que asuman estos servicios deberían tener un alto grado de fiabilidad, fruto de una rigurosa selección y una instrucción adecuada.

cesar3

– ¿Le parece adecuado el tratamiento que la nueva ley da a la figura del guarda rural?

La diferenciación entre el ámbito rural y el urbano es hoy muy difícil de establecer en muchas ocasiones. Como ejemplo, observamos con frecuencia que las fincas rústicas son explotaciones agrícolas o ganaderas convertidas en auténticas instalaciones industriales. Sin embargo, la figura del guarda rural no ha seguido, al menos en su tratamiento legal, la misma evolución.

Quizá por desconocimiento, tampoco fue objeto de la atención del legislador en 1992 que la relegó a su función ancestral de proteger la caza, la pesca y las fincas rústicas en su más arcaica concepción. Por si fuera poco, en el ejercicio de las competencias transferidas en materia de medio ambiente, las comunidades autónomas han regulado la caza en su espacio y algunas, haciendo gala de un notable sentido de la ineficiencia, han creado sus propias figuras para el control de esta actividad que vienen a invadir el ámbito natural de actuación del guarda rural, cuya habilitación no llegan a reconocer. Y así, mientras los guardas languidecen, hay servicios que las empresas de seguridad no pueden asumir por la dificultad de desplazar vigilantes a determinadas zonas. Tal situación ocurre con los servicios de acuda o verificación personal de alarmas que en demarcación territorial de la Guardia Civil resultan extremadamente escasos, obligando a nuestros propios servicios a un sobre esfuerzo que merma su potencial para otras necesidades.

Por otra parte, no es razonable que se niegue a esta figura la posibilidad de actuar en el ámbito de la protección de instalaciones en su entorno o de participar en servicios encomendados a la seguridad pública cumpliendo estrictamente las instrucciones de las FCS. Tengo el convencimiento de que estas limitaciones derivan de su condición de autónomos, no integrados en empresas de seguridad, que actúan muchas veces en solitario y reacios casi siempre al asociacionismo. Es necesario hacer un esfuerzo de comprensión hacia esta figura. No se trata de un vigilante de seguridad privada al uso, sino de un elemento del sistema que desarrolla un trabajo muy específico en un entorno especial, lejos generalmente del apoyo de las Fuerzas de Seguridad, por lo que debe hacer gala de una autoridad y fuerza moral que le sitúan más próximo a la condición de agente de la seguridad pública. Esta es su peculiaridad y hemos intentado reconocerla en la ley ampliando su capacidad de actuación en nuevos espacios, aunque exigiendo, para esos nuevos servicios, su integración en empresas de seguridad como garantía para los usuarios contratantes de su calidad y responsabilidad. Creo que la nueva ley corrige el injusto tratamiento que les daba la anterior. Incluso el nuevo nombre se ajusta mejor a su función y rompe la sensación de vinculación exclusiva al campo.

– ¿Desea añadir algo más?

Quiero dar las gracias a Seguritecnia por darme la oportunidad de intervenir en este monográfico y agradecerle la colaboración que nos ha brindado en todo momento para mejorar nuestro conocimiento del sector y sus necesidades. Esto es también especialmente aplicable a la Fundación Borredá  y a todos los expertos que, en aras del interés general, han contribuido con sus aportaciones a que podamos asistir al nacimiento de una nueva era en la seguridad privada de España.